Anatomía·Fisiología

Anatomía de los músculos

Por Tasuro Kunoichi | El sistema muscoesquelético no es solo una “percha” en la que se encaja el resto de los órganos y estructuras del cuerpo humano, sino que constituye en sí mismo todo un complejo sistema que incluye huesos, articulaciones y músculos. En el artículo de hoy vamos a centrarnos en la anatomía de los músculos para ver de modo introductorio cuáles son sus características principales, qué tipos hay y qué función tienen.

El sistema motor del cuerpo humano está integrado por tres sistemas anatómicos interrelacionados: el esquelético, el muscular y el nervioso. Los autores Barbara A. Gowitzke y Morris Milner en El cuerpo y sus movimientos. Bases científicas señalan que el sistema esquelético “aporta las palancas óseas que generan el movimiento”, mientras que el sistema muscular “aporta la potencia para mover las palancas” y el sistema nervioso “dirige y regula la actividad de los músculos”.

Características y tipos de músculos

Los músculos son tejidos blandos especializados de diversos tamaños y formas compuestos por fibra muscular con capacidad contráctil. Sus nombres nos dan pistas sobre sus rasgos particulares: en ocasiones nos indican su forma (por ejemplo el romboides), o su ubicación (ej. el pectoral), también marcan la dirección de sus fibras (ej. recto interno), los puntos de inserción (ej. esternocleidomastoideo) o su acción (ej. flexor profundo de los dedos).

En sus dos extremos hay un tendón que inserta el músculo en el hueso. Podemos hablar de origen del músculo, que es la conexión con el hueso más estático, y de inserción, que es la conexión con el hueso más móvil.

Un dato interesante es el que apunta Andrew Biel en Guía topográfica del cuerpo humano:

El sistema muscular se compone de unos seis trillones de fibras musculares. Cada fibra es más delgada que un cabello humano, pero puede soportar hasta 1.000 veces su propio peso”. (Biel, p. 37)

Por tanto, nos encontramos ante un tipo de tejido constituido por fibras, cada una de las cuales es una célula muscular filiforme y cilíndrica rodeada de tejido conectivo contráctil. Como nos explican Michel Latarjet y Alfredo Ruiz Liard en Anatomía Humana, existen tres tipos principales de músculos:

Los músculos estriados esqueléticos, rojos, que obedecen al control de la voluntad. Los músculos lisos, blancos, que pertenecen al sistema de la vida vegetativa y funcionan fuera del control de la voluntad. El músculo estriado cardíaco (miocardio), rojo, que funciona fuera del control de la voluntad”.

Las células del músculo esquelético forman fascículos, tienen gran cantidad de estriaciones transversales y poseen múltiples núcleos. El tejido muscular liso presenta unas fibras más estrechas en los extremos y solo poseen un núcleo, carecen de estrías transversales, de ahí que presenten un aspecto más liso.

fibras-musculares1

Thibodeau y Patton apuntan que los músculos lisos o involuntarios se hallan en las paredes vasculares, en estructuras con forma de tubo y en “el revestimiento de órganos huecos, como el estómago y el intestino delgado”. Finalmente, el tejido muscular cardíaco posee células cilíndricas ramificadas y unidas entre sí que forman una masa de tejido interconectado.

El tejido muscular esquelético, como explican Gary Thibodeau y Kevin Patton en Estructura y función del cuerpo humano, tiene tres nombres:

(…) músculo esquelético, porque se inserta en los huesos; músculo estriado, por las estriaciones transversales; y músculo voluntario, porque sus contracciones pueden ser controladas voluntariamente” (Thibodeau y Patton, p. 142).

Los músculos poseen cuatro características principales que lo hacen único:

  • Irritabilidad. Esta característica permite que el músculo responda en el momento en que recibe un estímulo. Gowitzke y Milner explican que el tejido muscular es el “segundo tejido más irritable, por detrás únicamente del tejido nervioso”.

  • Contractibilidad. Es la capacidad de producir tensión entre sus dos extremos, de estrechar la distancia entre su origen y su inserción para poder ejercer una tensión. Quizá sea esta la característica más distintiva del músculo. Otra característica opuesta a esta es la capacidad de relajación, que constituye el abandono completo de la tensión.

  • Distensibilidad. Los músculos pueden alargarse o estirarse gracias a una fuerza externa y ajena al propio músculo. Esa fuerza externa puede ser la gravedad, una fuerza ejercida por un oponente o la tensión producida por un músculo antagonista. Se trata de un proceso reversible y que no causa daño si se realiza dentro de los límites fisiológicos del músculo.

  • Elasticidad. Es la capacidad de los músculos de agrandarse o alargarse y luego recuperar su tamaño y longitud iniciales.

Estas cuatro características se combinan y garantizan movimientos fluidos y suaves. Es más, aunque cada una de ellas parece oponerse a la otra, juntas garantizan el dinamismo y la alternancia de movimiento.

Principales funciones

El tejido muscular, integrado por músculos y tendones, constituye en torno al 40% del total del cuerpo humano.

Los músculos son los encargados de mantener la postura corporal y de generar el movimiento, tanto voluntario como involuntario, proporcionan estabilidad e informan del estado fisiológico a nivel local o general enviando señales al cerebro en forma de sensaciones molestas o de dolor.

Otra de las funciones principales que desempeñan es la de generar calor corporal para mantener constante la temperatura central del cuerpo y la homeostasis.


Fuentes bibliográficas:

Biel, Andrew (2015), Guía topográfica del cuerpo humano, Ed. Paidotribo

Blandine Calais-Germain (2012), Anatomía para el movimiento, Ed. La liebre de marzo.

Gowitzke, Barbara A. y Milner, Morris (1999), El cuerpo y sus movimientos. Bases científica, Ed. Paidotribo

Latarjet, Michel y Ruiz Liard, Alfredo (2004), Anatomía Humana, Ed. Panamericana.

Thibodeau, Gary y Patton, Kevin (2012), Estructura y función del cuerpo humano, Ed. Elsevier.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s