Anatomía·Diario de Shiatsu

Anatomía de la columna cervical

Por Tasuro Kunoichi | Una de las regiones más vulnerables del cuerpo humano es la columna cervical. En shiatsu tenemos un tratamiento específico de cuello que incide en todo el sistema muscoesquelético cervical. En combinación con unos estiramientos que relajan y destensan la musculatura, logramos dar movilidad a la articulación, en ocasiones cargada por largas horas frente al ordenador, el smartphone o incluso leyendo un buen libro.

La columna vertebral en su conjunto constituye un eje del cuerpo, con múltiples funciones entre las que destaca el soporte de la cabeza y la estabilización de la postura. Su estructura en forma de tallo le dota de una gran movilidad en movimientos de flexión, extensión, lateralización y rotación. No obstante, como apunta Blandaine Calais-Germais en Anatomía para el movimiento, estos movimientos “no tienen la misma amplitud en todos los niveles vertebrales”, sino que “varían según la zona de que se trate”. Es decir que depende de si estamos a nivel cervical, a nivel dorsal o torácico y a nivel lumbar.

Las vértebras, huesos que componen la columna vertebral, constituyen segmentos en movimiento. Entre ellas se encuentran los discos vertebrales, que actúan como amortiguadores para proteger la estructura ósea. Así, la composición vertebral es la siguiente:

  • 24 piezas en total:
    • 7 vértebras cervicales
    • 12 vértebras dorsales o torácicas
    • 5 vértebras lumbares

¿Y por qué es tan vulnerable la columna cervical? Como explica Rafael Torres Cueco en La columna cervical: Evaluación clínica y aproximaciones terapéuticas, esta región asume las funciones básicas de movilidad y soporte de carga, de las cuales la movilidad es la más destacable:

“Aun siendo una columna estrecha, la región cervical debe soportar y mantener en equilibrio el peso de la cabeza, disipando las fuerzas que pueden actuar sobre ésta. Protege el tronco cerebral, la médula y diferentes estructuras neurovasculares que transcurren por ella. Concede también multitud de puntos de inserción muscular que justifican su complejidad estática y dinámica”. (Torres Cueco, p. 65)

Como dato interesante, decir que uno de los elementos de las vértebras cervicales llamados “apófisis transversas” están “agujereadas” para que pase la arteria vertebral por ellas, que irriga en parte al encéfalo. Por ello es esencial el buen alineamiento de la columna cervical.

vertebras
El video que os traigo hoy, aunque está en inglés, explica muy visualmente la estructura de la columna cervical. Así podréis ver no solo la osteología (huesos), sino también las ramificaciones nerviosas que en ocasiones nos producen molestias en zonas distales (alejadas) del cuello. Espero que os guste. ¡Feliz viernes!


Fuentes bibliográficas:

Blandine Calais-Germain (2014), Anatomía para el movimiento, Ed. La liebre de marzo.

Hubert Kienzerle y Silke Grokasten (2007), Gimnasia para la columna vertebral, Ed. Paidotribo.

Rafael Torres Cueco (2008), La columna cervical: Evaluación clínica y aproximaciones terapéuticas, Ed. Panamericana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s